Mayo 26, 2019

Psicoterapia

Un espacio de autoconocimiento y transformación, en el que aprenderás a hacer uso de tu parte consciente, observarte, reconectarte contigo mismo/a a partir de tu cuerpo y acceder a la sabiduría que hay en ti.

En este proceso abarcamos mente, cuerpo, espíritu; te guiamos a descubrir tu recursos y te enseñamos a usarlos.

La psicoterapia también puede verse como un espacio que te permite revisar tu historia de vida, sanar heridas y acoger sucesos dolorosos que suelen afectarte de manera inconsciente, haciendo que repitas comportamientos, formas y elecciones que te dañan y no te permiten avanzar. Esta mirada al pasado, te sirve para comprender y empatizar con las dificultades que experimentas en el presente, y la sanación de tus heridas antiguas permite que te liberes del sufrimiento que ellas te siguen provocando, para que puedas vivir más conectado/a con tu verdadero ser, más libre, más auténtico/a y más feliz.

Comprenderás profundamente y desde tu experiencia, que la vida es un proceso de renovación inagotable, que el cambio es lo que definie la existencia, que alegría, tristeza y todas la emociones son parte de lo que nos convierte en humanos, que eres tú el único reponsable de tu bienestar.

Aprenderás a relacionarte contigo mismo de un modo amable, a escuchar tus reales necesidades y dar los pasos necesarios para dirigirte y concretar el modo de vida que quieras tener.

Nuestros terapeutas comparten básicamente, dos líneas de trabajo: La psicología Transpersonal y La psicología Experiencial de Eugene Gendlin, pudiendo enmarcarse ambas dentro de la corriente Humanista. (ver más: link a blog, artículo acerca de la psicoterapia experiencial y transpersonal)

Resumen de resultados que puedes lograr con la psicoterapia:

  • Desatasca y moviliza los aspectos detenidos de la experiencia, que generan rigideces, repetición y sufrimiento, para dar paso a la fluidez y el movimiento de la vida.
  • Se aprende un nuevo modo de relacionarse con uno mismo y las circunstancias vitales, por difíciles que éstas sean (amabilidad, gentileza).
  • Desarrolla la capacidad de contactarse con el mundo interno a partir de la conciencia corporal.
  • Desarrolla la capacidad de “acompañarse” en cualquier situación problemática o conflicto, disminuyendo el temor a las emociones que suelen experimentarse en estos casos (no invadirse).
  • Desarrolla la habilidad para guiarse en cualquier situación, a partir de la propia sabiduría del ser, mediante la conciencia corporal y conexión con el mundo interno, facilitando así la toma de decisiones y fomentando la responsabilidad personal en las distintas experiencias vitales.
  • Disminuye los estados de confusión que surjen a partir del excesivo uso del pensamiento racional (en desmedro de la sabiduría corporal), disminuyendo también el agotamiento que produce el ruido mental.
  • Permite ser cada vez ser más uno mismo, en la medida que fomenta la conexión con el verdadero ser interno y permite dar pasos de acuerdo a su guía.


Amplía la conciencia.
El cambio se nota en la conducta y en la vida.