TERAPIAS ENERGÉTICAS

Estas terapias abordan al ser humano desde los planos energéticos que lo constituyen. Al intervenir en ellos, es posible restablecer los desequilibrios que surgen producto de nuestra interacción con el medio y nuestros modos de reaccionar frente a distintas experiencias de la vida.

La palabra «terapia» procede del griego «therapeua», y significa «prestar apoyo a alguien en su camino»,  en este sentido, los aromas, los sonidos, los colores y las piedras preciosas pueden sernos de gran ayuda en nuestro camino hacia la apertura y armonización de nuestros centros energéticos.

Gemoterapia: La Gemoterapia  es todo un arte, que combina el uso funcional, espiritual, energético y estético de piedras y gemas, con propósitos curativos. A través de sus vibraciones y colores, las piedras y gemas interactúan con nuestro campo energético, transmitiéndonos sus propiedades sanadoras y ayudándonos a restablecer la armonía y equilibrio.

“En todas las culturas superiores conocidas, las piedras preciosas no han sido estimadas sólo por su belleza, sino ante todo por sus poderes curativos y armonizadores. Las piedras preciosas han crecido a lo largo de millones de años en el seno de la tierra, han pasado en la más absoluta oscuridad por un proceso de refinamiento, depuración y purificación, hasta que en su forma definitiva han sido descubiertas y sacadas a la luz por el hombre.

(…) son particularmente idóneas para la terapia de los chakras. Creadas a partir de los elementos de nuestro planeta madre, nos unen con la fuerza protectora, fortalecedora y nutritiva de la tierra. En su radiante belleza son portadoras de la luz en sus colores naturales más puros, y transmisores de energías y cualidades cósmicas.

Atraen a las fuerzas del cielo y la tierra, las canalizan y las irradian al mundo. Mediante sus estructuras cristalinas, contienen además principios ordenadores que nos unen retroactivamente con el orden cósmico, y tienen un efecto armonizador sobre el cuerpo y el alma”.


SHALILA SHAR&DOM Y BODO J. BAGINSKI. En EL GRAN LIBRODE LOS CHAKRAS Conocimiento y técnicas para despertar la energía interior.

Terapia Floral y otras esencias:

La terapia floral consiste en la ingesta de una combinación de esencias florales que se obtienen directamente de las flores por el método de solarización y destilación.  Originalmente, este método fue creado por el doctor Bach, quién descubrió y describió 38 esencias florales con distintas propiedades, y que agrupó en categorías emocionales.       


Una de las premisas centrales de su planteamiento es que los síntomas y las enfermedades son la expresión de un desequilibrio en el ámbito emocional y espiritual; de modo que las flores, más que pretender eliminarlos, apunta a restablecer ese equilibrio perdido, dándose como consecuencia la sanación.

Es fundamental que quien opta por realizar esta terapia, tenga en cuenta que el fin último que se persigue es ampliar nuestra conciencia respecto a lo que nos ocurre en la vida, lo que nos aqueja y la responsabilidad que tenemos en ello. Las flores nos ayudan en este proceso permitiéndonos observar con mayor claridad nuestro mundo interno y otorgándonos aquello que necesitamos para superar nuestras dificultades.

A partir del legado del dr. Bach y su generosidad de compartir sus descubrimientos y métodos, actualmente existen muchos otros sistemas terapéuticos que ocupan flores de distintos lugares del mundo (Flores de Australia, de Brasil, del Desierto florido, de Machu Pichu, etc.). Además de esencias florales, hoy también podemos encontrar diversas esencias energéticas que han sido creadas por personas que trabajan con planos sutiles de energía con el fin de entregar herramientas acordes al gran cambio que nuestra civilización y nuestra tierra están viviendo. Muchas de esas personas han tenido experiencias de profunda conexión y han sido guiadas a trabajar por y para el bien de la humanidad.

Aromaterapia y aceites esenciales:

Los Aceites Esenciales son compuestos naturales, líquidos, volátiles y de agradable aroma extraídos de las plantas mediante procesos de destilación. Están estructurados por moléculas aromáticas y partículas energéticas con vibración, rotación y desplazamiento que le permiten llegar fácilmente al sentido del olfato. Son sustancias muy ligeras y de textura muy fina, se fabrican a partir de una amplia variedad de flora, que va desde las plantas más modestas hasta las exóticas orquídeas, rosas y brotes de algunas frutas, como el aguacate y el plátano. También se extraen aceites esenciales de las hojas, las raíces y la corteza de árboles. 

Los aceites esenciales presentan una composición química parecida a la de las hormonas, ya que tienen la capacidad de actuar sobre las personas al ser absorbidos por la piel o inhalados. Actúan sobre el organismo/metabolismo influyendo en el estado físico y emocional, activando nuestros sentimientos y vida afectiva a través del sistema nervioso.

El efecto de los aceites esenciales en las emociones y el estado de ánimo es inmediato a través del sistema olfativo, esto ocurre porque los nervios olfativos pasan directamente de la nariz al sistema límbico, que es el centro emocional del cerebro.

En la aromaterapia terapéutica los aceites se aplican de varias maneras: masajes, inhalaciones, compresas, pulverizaciones, baños.

A través del olfato, se producen cambios del ritmo cardiaco o respiratorio, y se modifican los patrones de las ondas cerebrales. Producen sensación de bienestar y cambios en los patrones de comportamiento. Influye en el funcionamiento de las glándulas endocrinas, sistema nervioso, cardiaco y circulatorio.

A través del contacto, los aceites esenciales tienen una fina estructura molecular que gracias a su aplicación en el masaje, permiten ser absorbidos en el torrente sanguíneo a través de la piel y vía tracto respiratorio a los pulmones. Estimulando las terminaciones nerviosas de la piel, se relajan profundamente los estados físico y mental.

Los problemas tratados por la aromaterapia terapéutica abarcan desde ASPECTOS FÍSICOS como dolores cotidianos y crónicos, hasta ASPECTOS PSICOLÓGICOS, como los relacionados con el estrés, falta de ánimo, agotamiento mental, mal humor, irritabilidad, etc.

*SE DESCARTA EL USO INTERNO. Queda restringido a profesionales con formación para preparar los aceites para su ingestión.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

es_CLSpanish
es_CLSpanish